Tags

, , ,

Los modelos mentales son un elemento esencial en el pensamiento sistémico, ya que recogen los componentes importantes del funcionamiento de un sistema, el cual no está formalizado o documentado. Debido a que los elementos de la realidad se encuentran a nuestro alrededor y no en nuestro cerebro, debemos elaborar un modelo para analizar los problemas.

Al interior de las empresas, muchos procesos funcionan porque las personas que formar parte de ese proceso, saben cómo se debe hacerse el trabajo, saben lo que está bien y mal, saben cuáles son los “input” que necesitan para generar los “output” esperados. Estos procesos no funcionarían en forma automática, si las personas no tienen el conocimiento de lo que se debe hacer y de lo que se espera obtener del proceso. Todo el conocimiento para que este proceso funcione, se encuentra en la cabeza de las personas, de ahí el nombre de modelos mentales.

Los modelos mentales son la base de todas nuestras actividades humanas para lograr el desarrollo, mediante el perfeccionamiento de las actividades que realizamos. Ese perfeccionamiento se logra mediante el aprendizaje, el cual se forma a su vez, de las experiencias buenas y malas, que nos ayudan a enriquecer el modelo mental. Este enfoque es la base del crecimiento.

Una vez que el modelo mental funciona, procedemos a sistematizar parte de sus procesos o componentes con tal de aumentar la eficiencia del proceso. Por ejemplo, pensemos en el caso de un obrero en la antigua Roma, probablemente para construir un edificio, necesitaban rocas, y herramientas para modelar la roca y así poder transformarla en un bloque de granito. Una vez que comprendieron bien el proceso de fabricación de bloques de granito, separaron los componentes del proceso de fabricación, se especializaron, y dividieron el trabajo en grupos, así un grupo se dedico a buscar las canteras y extraer las rocas, otro grupo se dedico a cincelarlas y darles forma, otro grupo se dedico a transportarlas hasta el lugar de construcción, otro grupo se dedico a darle los toques más finos, para que calcen perfectamente con los otros bloques de granito de la construcción, y otro grupo se dedico a ponerlas en el muro de la construcción.

La sistematización de un proceso, parte en principio con el modelo mental, luego estudia que partes es posible sistematizar, y define la sistematización para aquellos componentes donde se logre obtener el mayor valor.

Un modelo mental posee los siguientes atributos para su conformación:

  • Eliminación: es cuando eliminamos información de nuestra mente para mantener nuestros modelos mentales
  • Construcción: es cuando agregamos información a un modelo mental para complementarlo o llenar los vacios
  • Distorsión: es cuando cambiamos la experiencia, ampliamos algunas o disminuimos otra.
  • Generalización: es cuando convertimos una experiencia en representativa de un grupo mayor.
  • Prejuicios: es cuando ya poseemos un modelo mental previo que afecta o influye sobre un nuevo modelo mental

Todos los modelos mentales son posibles de ser modificados si se abordan como sistemas de forma imparcial.