Tags

, ,

… cuando la carreta está delante de los bueyes…

El día 21 de octubre la Cámara de Diputados aprobó y despachó la reforma educacional (Por 72 votos contra 43, la Cámara de Diputados aprobó el fin al lucro, copago y selección).(CNN)

En esta reforma se recogen una serie de propuestas de acciones (estrategias) que los legisladores creen que les permitirá lograr el propósito (fin) buscado, que es tener una educación de calidad.

Desde la perspectiva de la estrategia, la definición de las acciones propuestas (estrategias), se supone que se elaboraron en base a los análisis del entorno y finalmente, se seleccionaron las mejores opciones (estrategias) que permitirán alcanzar los objetivos (propósito).

Sin embargo, para quienes trabajan en el campo de la estrategia, cuesta entender que después de haber tomado las decisiones como país de lo que hay que hacer para alcanzar el objetivo (educación de calidad), un grupo de personas de todos los partidos vayan a ver la experiencia de Finlandia en materias de educación.(La Nación)

Es obvio que estas experiencias habrían sido mucho más fructíferas si el viaje lo hubieran hecho mucho antes, para poder incorporar lo visto en su “Plan Estratégico”, y no después que el “Plan” está terminado.

Más allá de si uno está de acuerdo o no con la reforma educacional, el punto es que esta forma de actuar está no solo presente en nuestros gobernantes, sino que en nuestra cultura, y en el mundo empresarial esto es crucial, especialmente porque significa que se toman decisiones apresuradas, de manera desinformada, y con una perspectiva parcial del entorno.

Este es un ejemplo de cómo somos los chilenos. Somos desordenados al momento de pensar, y no sabemos que va primero y qué va después. (Viajar después de haber aprobado el “Plan”). Este es un ejemplo, pero estamos llenos de casos similares y mientras usted lee este artículo se estará acordando de los muchos ejemplos que vive día a día en sus organizaciones (empresa, colegio, club de fútbol, familia, etc.)

Esto finalmente se traduce en que del 100% del propósitos que nos habíamos planteado alcanzar, las acciones definidas (estrategias) no van a ser las adecuadas, por lo que deberemos asumir como país que no lograremos alcanzar la gran meta que es tener una educación de calidad. (Triste realidad).

Nota:

El ejemplo de la reforma educacional lo seleccione con fines prácticos ya que es un tema contingente, y es un claro reflejo de los errores que comenten las organizaciones al momento de definir sus planes estratégicos. En ningún caso fue elegido con el fin de tomar partido a favor o en contra de la reforma. (Aunque tenga una idea muy clara).